Energía y producción de alimentos

Si consideramos los altos niveles de consumo energético y lo actualizamos con los costos actuales de la energía, es fácil concluir que los niveles de precios en los que se han disparado los alimentos en los últimos años vienen dados por el propio coste de la energía invertida en la producción y en el transporte a largas distancias, llevándonos a un modelo de producción agraria poco eficiente en cuanto al uso de la energía y notablemente costoso en cuanto a los requerimientos medioambientales y sociales.

Es por tanto necesario buscar modelos alternativos que sean capaces de producir alimentos para todos, desde la eficiencia biológica, desde la eficiencia económica, desde la eficiencia  energética y desde un compromiso social.

La ingeniería ecológica, la agronomía y el conocimiento campesino, el reciclaje, la conservación de los recursos, son las herramientas para el diseño de un modelo agrario sustentable , desde la participación, desde las ideas, desde los sueños y desde las inspiraciones de todas aquellas personas implicadas en el propio desarrollo de los sistemas agrarios.

Desde un planteamiento de respeto a los recursos naturales se puede alimentar a todos los ciudadanos sin incrementar la superficie agraria mundial, sin acudir a deforestaciones masivas, reduciendo la utilización de energía fósil y por supuesto sin utilizar tecnologías que pongan en jaque la supervivencia.

Es necesario desarrollar un modelo de producción de alimentos multifuncional, creativo y atractivo, que recupere la memoria agraria y la autonomía de los agricultores partiendo del manejo de  parámetros de calidad, de gestión racional y  sostenible de los recursos naturales, de mantenimiento del medio social.

Un pensamiento que sepa diseñar sistemas, agroecosistemas, sustentables, ecológicamente, socialmente y económicamente. Un pensamiento global, en definitiva, que tenga en cuenta las necesidades de  los productores y de los ciudadanos por encima del interés monetario y de poder del gran mercado.

Para esto, es fundamental el reconocimiento de la eficiencia y la puesta en valor de las característica agronómicas, sociales y medioambientales de los sistemas de producción agroecológica reivindicando el papel de esos sistemas como garantes del mantenimiento de una cultura agraria denostada desde modelos productivistas que ahondan la diferencia entre una agricultura industrializada y una agricultura responsabilizada y comprometida con la realidad social, que utiliza recursos endógenos, que tiene bajos consumos energéticos y que garantiza una gestión racional de medios escasos y la conservación del patrimonio natural.

Introducir una racionalidad ecológica en la agricultura y la ganadería para minimizar el uso de insumos agroquímicos, complementar programas de conservación de aguas, suelo y biodiversidad, planificar el paisaje productivo en función de las potencialidades del suelo y el clima de cada ecorregión y potenciar el papel multifuncional de la agricultura y de la ganadería como generadoras de ingresos, alimentos y servicios ambientales y culturales.

Cada kilogramo de alimento representa un gasto de energía para llegar a su obtención y a su vez aporta fuentes de abastecimiento que proporcionan energía para dar continuidad a la vida sobre la tierra. Así es que podemos definir con mayor claridad la eficiencia con que funciona un sistema productivo, a través del balance entre la energía invertidas y la energía obtenidas de esa inversión. Todos los procesos en la naturaleza se rigen por flujos energéticos y por este motivo podemos decir que este es un indicador de suma importancia a tener en cuenta ante cualquier análisis que involucre una visión de sistemas.

Durante los últimos años, con el desarrollo de la mecanización y la química agraria, se ha incrementado exponencialmente el uso de energía. La agricultura “moderna” industrializada emplea, en la mayoría de los casos, mayor cantidad de energía que la que es capaz de producir y ese es un elemento que define de manera determinante la insostenibilidad de los sistemas agrícolas. Según Pimentel (1989), los sistemas alimentarios modernos enfrentan en la actualidad dos grandes problemas desde el punto de vista energético: primero, un aumento en al dependencia de combustibles fósiles y, segundo, la disminución de la eficiencia energética de la producción de cultivos. Por ejemplo, en Los Estados Unidos, la mayor economía del mundo, se usan como promedio 28 kcal de insumo energético para producir una kcal en forma de producto y por cada kg de proteína animal producida, los animales consumen 6 kg de proteína vegetal (Pimentel, 1997), lo cual habla por sí solo de la profunda contradicción de esos sistemas con el medio ambiente, la economía y la sociedad.

Por otra parte, el uso incontrolado de las fuentes de energía no renovables y el deterioro de las fuentes renovables por la intensidad de explotación a que son sometidas y la degradación ambiental, crea desbalances ecológicos y una disminución gradual de las fuentes energéticas disponibles para continuar un proceso de desarrollo sostenible en el tiempo. Es así que la crisis energética a que nos enfrentamos en la actualidad es valorada como un factor clave para la perdurabilidad de la vida y se buscan alternativas globales de otras fuentes energéticas ante la cada vez mayor fragilidad de los mercados del petróleo que en fecha reciente ha alcanzado precios inalcanzables por las economías más pobres, contribuyendo a una distribución desigual y a la ruina de sistemas basados únicamente en estas fuentes energéticas para garantizar su funcionamiento.

En este contexto, el argumento de la integración de animales y cultivos para un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos renovables emerge con solidez en diseños agroecológicos que usen bajos insumos externos y que optimicen el uso y conservación de los recursos naturales (Altieri, 1997; Reijintjes 1992; Pretty, 1995; Schiere, 2002; Funes-Monzote, 2002).

 

Es preciso establecer mecanismos de transferencia de tecnologías e información en el sector agrario. La potenciación de  redes participativas de intercambio de conocimientos y experiencias. Muchos problemas particulares de los productores ecológicos tienen ya solución, por lo que la puesta en  marcha de mecanismos de comunicación como el señalado permitiría solventar limitantes de una manera rápida.

 

Por último, hay tecnologías y factores de producción, como la estructura de los invernaderos, los plásticos, los combustibles o los insumos industriales (abonos, plaguicidas…), en los que actualmente es muy difícil mejorar su eficiencia energética, al requerir energía en su fabricación y ser ésta de origen no renovable en su gran mayoría. Para que se incremente esta eficiencia son necesarios cambios en las políticas energéticas, como el fomento de la generación de energías renovables (eólica, solar…) o el apoyo a la creación de plantas de biocombustibles a escala local (incluso la instalación de fábricas en cooperativas o empresas de agricultores) que minimicen, a su vez, el uso de energía en transportes innecesarios. En este segundo caso, no obstante, habría que valorar el uso del territorio y realizar un balance energético de la producción y transformación para determinar la idoneidad de las mismas en cada zona. En cualquier caso, ambas estrategias permitirían mejorar notablemente la sustentabilidad no sólo de la actividad agraria, sino también la de todos los procesos y actividades productivas en general, dado que, en último término, son energético-dependientes.

Emilio Alba

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo agroecología

Una respuesta a “Energía y producción de alimentos

  1. adrian

    los que no encontraron nada de nada las respuesta sirve para darle sol alas plantas que lo necesitan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s